VI Encuentro de Edublogs 2011 en Madrid

Estoy preparando un taller para el encuentro de profesores en Madrid que se desarrollará durante la primera semana del mes de julio. El taller es el de iniciación a los blogs.

Espero veros a todos un abrazo.

En el siguiente enlace podéis ver una noticia que apareció en el periódico “El mundo” en su edición digital del País Vasco sobre la turbina de gas diseñada por la Industria de Turbo Propulsores (ITP): “En busca del avión ecológico

Esta información está relacionada con el mundo de los recubrimientos de barrera térmica de mi tesis.

En el blog “El movimiento se demuestra andando” se han compartido las correcciones de los exámenes de Tecnología Industrial en las Pruebas de Acceso a la Universidad en el distrito de Madrid. Pinchando en los enlaces correspondientes puedes bajarte los ejercicios resueltos.

Existen ejercicios de los bloques de Materiales, Principios de Máquinas, Sistemas Automáticos de Control, Neumática y Oleohidráulica, y Sistemas Digitales.

 

 

Incesante búsqueda de lo pequeño

Publicado: febrero 20, 2011 en Uncategorized

Todos vemos cuando miramos a nuestro alrededor, pero ¿vemos todo?

Es todo aquello que no vemos, pero que nos rodea, lo que hace que funcione todo como hasta ahora.

Y si entraramos a descubrir lo que no vemos a simple vista. ¿Qué nos encontraríamos?

Desde el siglo XV, después de que Galileo Galilei según unos o Zacharias Janssen según otros inventase el microscopio, muchas averiguaciones se han realizado. Inicialmente se comenzó la observación de los capilares sanguíneos en 1626 por William Harvey con los primeros microscopios ópticos y ahora es imprescindible en la moderna investigación en la ciencia de materiales con los microscopios ópticos de barrido y de transmisión. Hasta donde llegaremos con esta técnica de observación, es lo que se plantéan en artículo “Incesante búsqueda de lo pequeño” sobre el centro de investigación CIC nanoGUNE.

 

Me quiero hacer eco desde este blog de la noticia aparecida en el periódico “El Pais” el pasado Jueves 10 de Febrero. En el que comentan como ha variado la capacidad de almacenamiento de datos.

El artículo en cuestión es: 315 veces más información que granos de arena.

La influencia de los materiales ha sido decisiva y va ligada a la Investigación, Desarrollo e Innovación que se ha hecho de ellos.

Desde el primer transistor (izquierda), hasta los modernos microprocesadores (derecha) sólo han pasado unas 6 décadas. ¿Cuánto es esto para la humanidad?

Deberíamos repensar algunas cosas: ¿Quienes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Estas preguntas que nunca tendrán respuestas porque su solución está siempre cambiando. Y que el sólo hecho de preguntárnos por ellas hace que cambie aún más su respuesta.

Ya véis lo que tiene de filósofo ser científico.

 

Figura 1: a) Réplica del primer transistor; b) Microprocesador

Desde este blog quiero hacer eco de la noticia que salió publicada el pasado viernes en la web de madrimasd.org

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=46595&origen=notiweb

Dos investigadores españoles, a la vanguardia en el campo de los nanocomposites metálicos
Jon M. Molina-Aldareguia, Investigador Senior del Instituto IMDEA Materiales y miembro de la red ESTRUMAT, y Reyes Elizalde, Investigadora Senior del CEIT en San Sebastián, han sido nombrados Editores Invitados de un número especial de la revista Composites Science and Technology sobre materiales compuestos de matriz metálica reforzados con nanorrefuerzos (CST, vol 70, issue 16). Composites Science and Technology es una de las revistas más relevantes en el área de los Materiales Compuestos con un factor de impacto de 2.901.

FUENTE | ESTRUMAT 17/12/2010

En la película «Ángeles y Demonios», los científicos conseguían resolver uno de los problemas más desconcertantes de la Ciencia: la captura y almacenamiento de la antimateria, algo que, en la vida real, nunca había sido logrado… Hasta ahora. Un equipo internacional de investigadores ha sido el primero en atrapar la antimateria atómica. Y lo ha logrado en las instalaciones de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en inglés), ubicada en Ginebra (Suiza).

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 18/11/2010

El hallazgo, publicado en la revista Nature, podría cambiar drásticamente lo que sabemos actualmente sobre los fundamentos de la Física.

La antimateria puede explicarse como la imagen ante el espejo de la materia. Por ejemplo, un átomo de antihidrógeno -que es precisamente el que han conseguido capturar- tendría las mismas propiedades y componentes que uno de hidrógeno, pero con la carga eléctrica opuesta. Cuando la materia y la antimateria entran en contacto se aniquilan mutuamente, un proceso que los científicos creen ocurrió instantes después del Big Bang y que ayudó a formar el Universo tal y como lo conocemos. En ese momento, prevaleció la materia y sólo quedó una pequeñísima parte de antimateria en el Cosmos, muy difícil de detectar y más aún de capturar.

«Este es un descubrimiento muy importante. Podría dar lugar a experimentos que cambien de manera drástica la visión actual de la Física fundamental o, por el contrario, confirmen todo lo que ya sabemos», explica Rob Thompson, jefe de física y astronomía en la Universidad de Calgary e investigador del grupo ALPHA, uno de los dos equipos de físicos que compiten en el mundo por entender mejor la antimateria y la formación del Universo.

R. Thompson

NI PARA CALENTAR UN CAFÉ

Los átomos de antihidrógeno han sido producidos a bajas energías en los laboratorios del CERN desde 2002, pero hasta ahora no había sido posible confinarlos. Atrapar estas partículas es extraordinariamente difícil, ya que cuando materia y antimateria se acercan demasiado, se destruyen entre sí en una especie de explosión, dejando tras de sí la energía que las hizo. El reto era enfriar los átomos suficientemente, hasta 272 grados bajo cero, de modo que sean lo suficientemente lentos para que puedan ser atrapados en un dispositivo de almacenamiento magnético.

De esta forma, los científicos fueron capaces de atrapar 38 átomos de antihidrógeno, el más simple de todos los átomos de antimateria, «una cantidad muy pequeña, nada que ver con lo que necesitaríamos para dar energía a la nave Enterprise de «Star Trek» o incluso para calentar una taza de café», afirman los investigadores.

«Sabemos mucho sobre la materia, pero muy poco acerca de la antimateria. Suponemos que en el Big Bang hubo tanta antimateria como materia. ¿Dónde está la antimateria? ¿Adónde fue? ¿Y por qué parece que hay más materia que antimateria?», se pregunta Makoto Fujiwara, profesor adjunto en el Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Calgary. Gracias a este hallazgo quizás sus preguntas puedan ser respondidas.

Autor: J. de Jorge